Cómo enviar una Solicitud de Reconsideración a Google

Reconsideraciones en tiempos de crisis: qué hacer si recibimos una penalización manual

Publicado Por | 21 marzo , 2014 | SEO Técnico | No Comments
como enviar solicitud de reconsideracion a google

¿Has recibido ya el famoso aviso de penalización manual en Google Webmaster Tools? ¿Tienes dudas a la hora de preparar una solicitud de reconsideración? Si has contestado afirmativamente a cualquiera de las dos preguntas anteriores este artículo te interesa.

Y es que son tiempos revueltos. Ya el pasado 10 de marzo el propio Matt Cutts (ingeniero jefe del equipo antispam de Google) anunciaba que el gran buscador iba a tomar acciones específicamente dirigidas contra los enlaces comprados o los links poco naturales.

Matt Cutts avisa en Twitter que Google tomará medidas contra portales españoles

 

Y apenas cuatro días después Javier Pérez, miembro del equipo de Calidad de Google, anunciaba que ya habían comenzado a tomar medidas en algunos blogs

javier perez  penalizaciones manuales

 

Por tanto, si has incumplido las famosas directrices de calidad de Google es muy probable que hayas recibido (o vayas a recibir en breve) un aviso de penalización manual. Llegados a este punto… ¿Cómo debemos actuar?

penalizacion manual de google

 

 

No pierdas la calma… be calm!

Cuando los Webmasters reciben el aviso de penalización manual inmediatamente comprueban la posición de aquellas keywords relevantes para su negocio. ¿Qué sucede cuando verifican que han perdido varias posiciones? Que rápidamente preparan una reconsideración para Google sin analizar las causas de la penalización y sin hacer nada por solucionar esta situación.

Craso error, el daño ya está hecho y es más que recomendable que te reúnas con el equipo encargado de realizar acciones digitales para evaluar los daños y definir la estrategia a seguir. Solo de ese modo la reconsideración que envíes a Google llegará a buen puerto.

 

¿Por qué has recibido la penalización manual?

Enlaces poco naturales apuntando a tu dominio, malware en tu sitio web, spam, contenido de nula calidad… como puedes comprobar, los motivos de una penalización manual son variados.

En la propia acción manual Google ya expone el  motivo de la penalización por lo que al menos tendremos la certeza de qué es lo que nos ha penalizado (a diferencia de las penalizaciones algorítmicas, con las que no recibimos ningún aviso como ya vimos en este artículo).

La negación es la reacción natural pero conviene actuar con cautela y hacer un ejercicio de autocrítica para identificar aquellos aspectos que puedan haber quebrantado las directrices de Google bien las hayas realizado tú, otro miembro de tu equipo o alguien externo a la empresa.

 

Prepara un listado de las posibles violaciones antes de enviar la reconsideración a Google

Invierte tanto tiempo como sea necesario para detectar aquellos aspectos susceptibles de haber sido penalizados.

Como la mayoría de las acciones manuales tienen su origen en enlaces poco naturales y de mala calidad nos centraremos en explicar qué hacer en esta situación concreta.

En primer lugar deberemos extraer nuestro perfil de enlazado. Si bien para proyectos de gran tamaño con miles de enlaces es recomendable utilizar herramientas automáticas como Link Detox, su precio las hace completamente inaccesibles para la mayoría de los proyectos.

Herramientas también de pago como Majestic SEO o Ahrefs nos ayudarán en esta tarea aunque, a una mala, siempre podemos utilizar la información que nos proporciona Google Webmaster Tools.

Cuando tengamos preparado nuestro listado elaboraremos un Excel en el que identificaremos:

  • Los dominios que nos enlazan
  • El Page Rank o la autoridad de cada dominio
  • La ubicación exacta de cada enlace (footer, barra lateral, artículo, granja de enlaces, nota de prensa etcétera)
  • El anchor tex o texto del enlace

Ahora comienza el verdadero trabajo de campo. Deberemos analizar uno a uno todos los links que enlazan a nuestro sitio web y determinar su naturalidad. En este sentido, nos fijaremos en:

  1. La temática de la página. Lo natural es recibir enlaces procedentes de páginas en las que se trate de la misma temática. Son especialmente peligrosos los links procedentes de páginas cuya temática sea alguna de las consideradas como inmorales por Google
  2. El idioma. De nuevo,  lo natural es que tus links entrantes procedan de dominios en los que se hable en el mismo idioma que en el tuyo.
  3. Estudiar una posible penalización del sitio web. Si es probable que el sitio web haya sido penalizado (por ejemplo, una granja de enlaces) el enlace puede ser muy perjudicial para nosotros
  4. La posición exacta del enlace: no es natural que todos nuestros enlaces entrantes estén ubicados en la barra lateral o en el footer. Por supuesto, un porcentaje de enlaces en estas posiciones siempre encontraremos pero si detectamos que la inmensa mayoría de ellos están en la barra lateral podremos sospechar del motivo de la penalización
  5. Sospecha de granjas de enlaces, directorios de artículos o directorios de enlaces. En su inmensa mayoría no solo enlazarán a páginas de tu sector, también  enlazarán a páginas de dudosa moralidad
  6. Comprueba que el sitio web aparece en Google. Si el sitio ha sido tan penalizado que ni siquiera aparece en Google… ¡Malo!
  7. En caso de dudas revisa rápidamente el perfil de enlazado del portal (no hace falta realizar un análisis exhaustivo pero un rápido análisis nos puede aportar mucha información)

 

Corrige todo aquello que esté en tus manos

Seamos sinceros, por norma general parte de los enlaces perjudiciales los habremos generado nosotros y, por tanto, tenemos cierto control. Dedica tiempo a retirar tantos enlaces como puedas.

Respecto al resto, conviene  escribir al webmaster de cada sitio web para solicitar la retirada del link. Lo más difícil sin duda es encontrar  una forma de contacto pero, por norma general, en Whois.net encontraremos toda la información que necesitamos.

 

Es el momento de utilizar Disavow Links

Ahora que ya hemos hecho todo lo posible por retirar aquellos enlaces perjudiciales es el momento de utilizar la Herramienta para Desautorizar Enlaces de Google.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es el formato: no vale con mandar ni un Word ni un Excel, tenemos que preparar un listado en texto plano (.txt).

Ahora debemos diferenciar entre dos situaciones:

  • Queremos desautorizar un enlace concreto
  • Queremos desautorizar un dominio entero. En este caso, en el archivo lo marcaremos como  domain:sitio.com

Podemos introducir comentarios en el documento siempre marcados con # en los que podemos comentar, por ejemplo, que hemos intentado contactar con los respectivos Webmasters para que retirasen los links pero que no hemos recibido respuesta alguna.

google disavow links

 

Llegó el momento de la verdad: cómo preparar la reconsideración a Google

También conviene dedicar todo el tiempo que sea necesario a preparar la reconsideración que vas a enviar a Google.

En este sentido recomiendo honestidad, Google  no es tonto y sabe mucho más de lo que pensamos. ¿Qué deberíamos incluir en este informe?

  • Una descripción de todos aquellos aspectos que creemos que nos han penalizado
  • Un listado con aquellas acciones perjudiciales que hemos realizado nosotros mismos (del Webmaster dependerá decidir si reconocer todos los errores o solo parte de ellos)
  • Un listado con aquellas acciones que has realizado para solucionar esta situación (mail de contacto con otros Webmasters, listado de enlaces que has conseguido retirar)
  • El archivo que has enviado a Disavow Links argumentando que has contactado con los Webmasters pero que no has obtenido respuesta
  • ¿Qué acciones has realizado para evitar que la situación se vuelva a repetir? Conviene detallar, por ejemplo, que has añadido el atributo nofollow a determinados enlaces, la cancelación de las cuentas con los proveedores de pago etcétera

Y… ¡A esperar! No esperes recibir resultados inmediatos dado que pueden pasar semanas antes de que recibas respuesta y, por supuesto, antes de recuperar total o parcialmente el posicionamiento perdido.

En definitiva, se trata de un proceso peliagudo al que conviene dedicar cuanto tiempo sea necesario. ¿Has tomado nota de todos los pasos que hay que seguir para enviar una reconsideración a Google? ¿Añadirías algo más? ¡Cuéntanoslo!

Autor: Jorge Gonzalez

Responsable de marketing en Adrenalina Me gusta el chocolate y me gusta el vino, inconformista, emprendedor y culé, hoy ya no podría vivir sin Internet. nos vemos en el #turnodenoche.

Estudiamos y analizamos su negocio en profundidad, definimos objetivos y planteamos la estrategia de marketing más adecuada centrándonos en conseguir cada uno de los objetivos propuestos. Solicita Presupuesto Ahora

Uso de cookies

En este sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para que usted tenga la mejor experiencia de usuario y analizar su visita. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.