Me estoy volviendo aparatosamente loco - Sobreinformación en Internet

Sobreinformación: ¡Me estoy volviendo aparatosamente loco!

Publicado Por | 05 Marzo , 2013 | Blog Adrenalina, Marketing | One Comment
Apps Everywhere

He llegado a un punto en el que me tengo que plantear algunos hábitos, nuevos y crecientes, relacionados con mí día a día; por ejemplo, me pregunto y no pocas veces precisamente, si se puede considerar natural una cuestión que me surge recurrentemente: qué aparato coger y para hacer qué exactamente. Si, si, ya sé que muchos pensaréis que mi capacidad de autogestión brilla por su deterioro, ¡con lo controlado que lo tenía todo hace unos años cuando el móvil solo servía para llamar! Pero si pensáis detenidamente en como los aparatitos interfieren con vuestra vida, quizás lleguéis a la conclusión que también padecéis una dosis de dependencia indefinida de esos pequeños caraduras electrónicos que nos rodean. Pensadlo bien porque seguro que algo tendremos en común.

demasiada información

Lo primero es que el recobro matinal de la consciencia va asociado a una urgencia social que años atrás, no muchos, no tenía. La secuencia es cruel: apoyo un pie en el suelo abandonando la tranquila horizontalidad y mi mente es abruptamente atravesada por conceptos tan variopintos como LinkedIn, Facebook o Twitter entre otros. No acaba aquí la cosa; lo que realmente ha llegado a preocuparme es que al margen de las plataformas establecidas en la sociedad mi cuerpo pide más, mucho más. ¡Más marcha! Afortunadamente el desarrollo tecnológico no tiene fin y ahora estamos dando los primeros pasos en la ‘Era de la Aplicaciones’. La eclosión de las Apps es de una dimensión extraordinaria y se ha llevado por delante todo conato de resistencia. En mi caso es especialmente preocupante porque cada día me interesan aplicaciones que ni siquiera conozco y en algunos casos de ninguna reputación. Esto último lo dejo, al menos de momento, circunscrito al circo de las Apps aunque debo estar con todos los sentidos en posición ON para no traspasar fronteras. Amigos, familiares o los típicos contactos que no se sabe muy bien de dónde han salido parece que se han puesto de acuerdo para bombardearme con atractivísimas nuevas aplicaciones que prometen llevarme al cielo y disfrutar de un placer nada terrenal. Ello conlleva tiempo para descubrir, ‘movilnavegar’ y leer decenas de opiniones sobre la utilidad o no de la susodicha App. ¡Qué fortuna la mía! Al final, inseguro e ilusionado, empiezo el proceso de descarga. A partir de ahí, descubrir lo bueno y padecer lo malo.

 

Precisamente sobre las Apps y sus promesas edulcoradas quiero hablar y en concreto de cómo maximizar las opciones de acertar en el momento de la gran decisión: ¿la descargo? Hay muchas teorías sobre esto pero al margen de las evidentes como sería la de informarse previamente sobre la App o una recomendación directa de alguien de confianza, hay dos alternativas que recomiendo fervientemente. La primera sirve si tienes un carácter aventurero al puro estilo del televisivo ‘Pekín exprés’; buscas un tema que te pueda interesar y de un hambriento vistazo le das al botón descargar en una de las opciones sugeridas y que pase lo que Dios quiera. No es un método muy coherente, pero ¿no es recomendable en ocasiones lanzarse al vacío? En este caso la red de seguridad es que si la App no te gusta, simplemente la borras. La segunda alternativa es la que probablemente ya tiene cientos de millones de adeptos, los famosísimos RANKINGS. ¿Quién no se fía de un ranking que se configura de acuerdo al éxito de una App? Yo al menos aplico eso de mal de muchos, consuelo de tontos y me estudio los rankings para que no se me escape detalle. Lo que está de moda, lo que triunfa, lo que brilla con luz propia en la pantalla del Smartphone: ¡lo quiero! Ahora que lo escribo me noto un punto frívolo y, como anoté antes, otro punto de tonto.

Dicho esto, paso a la siguiente cuestión, si los rankings tienen un poder de prescripción tan alto, ¿qué haría un desarrollador por tener su App en el TOP? El ranking lo es todo por lo que se podría decir aquello de ¡ALCEEEEEN AAAARMAS! Este es, precisamente, el nuevo epicentro del terremoto del marketing y la movilidad. Llegó la era del desarrollo de apps y el ‘Mobile Marketing’ y con ella una nueva generación de ingente información y oportunidades para seguir alimentando a empresas, como poco, 5.0.

Autor: Jorge Gonzalez

Responsable de marketing en Adrenalina Me gusta el chocolate y me gusta el vino, inconformista, emprendedor y culé, hoy ya no podría vivir sin Internet. nos vemos en el #turnodenoche.

  • Jorge Gonzalez

    Cuanta razón tienes Jordi, el problema es que esto no tiene pinta de parar sino que va en aumento, así que o te subes al autobús o te caes en marcha.

Estudiamos y analizamos su negocio en profundidad, definimos objetivos y planteamos la estrategia de marketing más adecuada centrándonos en conseguir cada uno de los objetivos propuestos. Solicita Presupuesto Ahora

Uso de cookies

En este sitio web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para que usted tenga la mejor experiencia de usuario y analizar su visita. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.