Raquel Vidal

La alegría y el subidón de Adrenalina tiene un nombre y ése es el de nuestra responsable de Recursos Humanos y Contabilidad: Raquel. Raquel se encarga de tomar las decisiones de personal de Adrenalina y uno de sus principales objetivos es que cada miembro del barco tenga mucha euforia por la vida y los retos que se les proponen.

Si algo caracteriza a Raquel es su sonrisa permanente y los pocos límites que pone a sus retos. Le encanta el deporte y nos confiesa que no sabe vivir sin el crossfit ni el boxeo, o con cualquier actividad en la que la aventura esté asegurada. En definitiva, ¡la Adrenalina en estado puro!

Raquel es una calculadora humana y se encarga que en la agencia cuadren todos los números. Eso sí, si le preguntas cómo llegar a la cafetería que hay en la esquina, no sabrá indicarte ya que su sentido de la orientación es prácticamente nulo. ¡Casi no llega al día de la entrevista en Adrenalina!

No sabe vivir sin el sur, sin su arte ni sus gentes. Ni tampoco sin los bulldog franceses. Además, nos ha hecho prometerle que cada cumpleaños le regalemos un unicornio lila repleto de purpurina. Ya estamos ahorrando para comprarle uno como mascota.

Lee su último artículo en el blog:

Raquel Vidal

La alegría y el subidón de Adrenalina tiene un nombre y ése es el de nuestra responsable de Recursos Humanos y Contabilidad: Raquel. Raquel se encarga de tomar las decisiones de personal de Adrenalina y uno de sus principales objetivos es que cada miembro del barco tenga mucha euforia por la vida y los retos que se les proponen.

Si algo caracteriza a Raquel es su sonrisa permanente y los pocos límites que pone a sus retos. Le encanta el deporte y nos confiesa que no sabe vivir sin el crossfit ni el boxeo, o con cualquier actividad en la que la aventura esté asegurada. En definitiva, ¡la Adrenalina en estado puro!

Raquel es una calculadora humana y se encarga que en la agencia cuadren todos los números. Eso sí, si le preguntas cómo llegar a la cafetería que hay en la esquina, no sabrá indicarte ya que su sentido de la orientación es prácticamente nulo. ¡Casi no llega al día de la entrevista en Adrenalina!

No sabe vivir sin el sur, sin su arte ni sus gentes. Ni tampoco sin los bulldog franceses. Además, nos ha hecho prometerle que cada cumpleaños le regalemos un unicornio lila repleto de purpurina. Ya estamos ahorrando para comprarle uno como mascota.

Lee su último artículo en el blog:

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies