4 problemas técnicos de SEO que las herramientas de auditoría no te mostrarán

Las auditorías de SEO requieren experiencia y conocimientos de los problemas técnicos de SEO. Es por eso que muchos profesionales de SEO tienden a recurrir a herramientas de auditoría en lugar de realizar auditorías manuales cada vez. 

En realidad, las herramientas de auditoría respaldan principalmente el análisis cualitativo y ayudan a identificar problemas según su tipo.Sin embargo, debes saber que las herramientas de auditoría normalmente son muy útiles, pero pueden fallar.  

A medida que el espacio evoluciona, pueden surgir diferentes problemas técnicos de SEO para la accesibilidad o indexabilidad del sitio web. Estos pueden no ser detectables por las herramientas de auditoría con las limitaciones tecnológicas actuales.

¿Sorprendido? ¡Pues aún no te hemos contado lo mejor! Sigue leyendo para saber más.

¿Por qué monitorear un sitio web?

Los sitios web actúan como una tienda digital para una empresa. La calidad de la página a menudo determina si los clientes potenciales deciden o no hacer clic y pasar a ser clientes oficiales. 

Sin embargo, no se necesita mucho para que un sitio web pase de funcional a disfuncional. Por ejemplo, un cambio en el algoritmo o un problema de hardware podría inhabilitar el rendimiento del sitio web de la noche a la mañana.

El propietario del sitio web presta mucha atención a problemas como estos al monitorear el sitio regularmente para mantenerlo en óptimas condiciones. A diferencia del trabajo del SEO mismo, el propietario cumple tareas menores.

Hay muchas herramientas de auditoría online, donde el trabajo se vuelve mucho más sencillo. Sumado a eso se puede encontrar variados y numerosos elementos educativos totalmente gratuitos en la red al respecto.

Casi se podría decir que no hay excusas para mantener funcionando un sitio web sin problemas, solo que esto sería pecar de ignorantes. Hay muchas cosas que pueden salir mal para el SEO de un sitio web, que no son fáciles de detectar.

4 problemas técnicos de SEO que las herramientas de auditoría no te mostrarán

Es bien sabido que las máquinas no son omnipotentes, ni están cerca de serlo, pero a veces olvidamos esto, y nos confiamos demasiado de ellas. Claramente esto es un error, ya que como podrás notar, no pueden hacer de todo.

Pero es que tampoco es ideal que un SEO esté constantemente en búsqueda de estos problemas, que además son mínimos. Lo mejor es que podamos detectarlos de manera más individual, y así combatirlo correctamente.

Porque no solo encontrarás aquí estos 4 problemas, sino también sus causas, formas de encontrarlos y formas de arreglarlos. ¿Por qué detenerse en la advertencia cuando se puede ir más allá? En la práctica, con detectarlo no es suficiente.

URL de canonicidad cíclica

Podrá sonar extraño o poco común, pero a veces, a la hora de usar las etiquetas de canon de URL, puede ocurrir este error. Con canonicidad cíclica nos referimos a 2 URL cuya etiqueta canon se intercepta la una con la otra.

Es decir, la etiqueta canon de una página que redirige su canonicidad a otra, la cual redirige su canonicidad de vuelta. Recordemos que la etiqueta canon releva la autoridad de una página a otra.

Por lo que la canonicidad cíclica, de una página a otra, puede llegar a generar muchos problemas. Especialmente con los bots de Google, que antes de entrar en un corto circuito prefieren pasar de largo.

Los problemas que genera esto y cómo solucionarlo

Los URL canonizados adquieren indexación y entran en el ranking. Páginas con este problema en específico sufrirán en cuanto a su indexación y ranking, al punto de incluso terminar por fuera de estos.

De hecho, Google generalmente termina redirigiendo a los usuarios que se dirigen a páginas con este problema al enlace que al azar aparezca más. Esto puede dañar la opinión de tu público, ya que puede que muestre algo que no desees.

Con ello, resulta confuso para el motor de búsqueda terminar de darle un posicionamiento a las páginas web canonizadas. Los problemas vienen tanto por parte de los clientes como de Google mismo.

No obstante, esto es fácil de solucionar. Se puede hacer en unos simples y cortos pasos, con una técnica aplicada a un bot de SEO Crawling:

  1. Activa tu herramienta de auditoría SEO (o más en específico, SEO Crawling) estándar. 
  2. Asegúrate de que la herramienta revise el mapa del sitio web, incluyendo todo tipo de enlaces y páginas relacionadas.
  3. Ve a tu reporte de URL canónicas y asegúrate de exportar solo las URL canonizadas.
  4. Vuelve a activar tu herramienta utilizando las URL canonizadas.

Lo ideal, es que todos los links arrojen un código HTTP 200. Esto significa que está todo perfecto, y que no hay problemas con la URL de canonicidad cíclica en tu sitio web.

Páginas o sitios web hackeados

El que un sitio web sea hackeado para beneficio propio no es nada novedoso, pero sí problemático para el sitio web en sí. Los hackers de internet llevan años existiendo, y aún así, son una problemática muy vigente en la actualidad.

Se podría decir que de los problemas técnicos de SEO más difíciles de detectar, están en primer lugar los hackeos. ¿Pero por qué? La razón de esto se debe a las características del mismo hacking; variable, dirigido y versátil.

Los hackers son expertos en sobrepasar las defensas de cualquier software, pocos se salvan de sus habilidades. Tu sitio web puede verse afectado con problemas técnicos del SEO por esto.

Detección y resolución de esta problemática

Las herramientas de auditoría jamás serán capaces de mostrarte el problema de los websites hackeados, para eso hay otras opciones. Por suerte, hay muchísimas herramientas que además de ayudar, pueden ser un antivirus tiempo completo.

Identificación de links de JavaScript

Google ha sido muy claro en cuanto a no aceptar los links internos de JavaScript. Por lo que este tipo de links serán ignorados, dejarán de ser rastreables e indexados, afectando el posicionamiento del website.

Este es uno de los problemas técnicos del SEO que las herramientas de auditoría no muestran, ya que se trata de una regla reciente. Hace no mucho Google añadió esta condición a sus normas SEO, en la central de Google Search.

Google, su problema con JavaScript y cómo arreglarlo

Es simple, Googlebot ya no rastreará links de JavaScript en sitios web. Para solucionar esta problemática, se pueden usar las opciones de personalización de las herramientas de auditoría.

Pero esto puede no ser suficiente, y en caso de necesitar ser más exhaustivo, se puede buscar manualmente en el código mismo. Esto se realiza a través de unos cuantos códigos específicos que nos darán pistas para encontrar estos dañinos links:

  • <button>: Es uno de los métodos más comunes para encontrar links de JavaScript. Aunque, no todos los resultados serán este tipo de links.
  • data-source: Forma parte del código que utilizan los archivos para ejecutar acciones. Nuevamente, no todos los resultados se refieren a links JavaScript.
  • .js: Similar a data-source. Es muy útil para encontrar manualmente links JavaScript.

Contenido escondido por JavaScript

Este es uno de los problemas técnicos del SEO menos hablados, y es que Google no es capaz de acceder al contenido que requiere interacción. Es decir, habrá partes de la página web que no se tendrán en cuenta para el ranking e indexación.

El contenido interactivo puede ser muy divertido, tener mucho carisma y personalidad, pero el SEO puede sufrir por ello. Tus contenidos podrán ser los mejores que se puedan encontrar, pero de nada sirve si no se encuentran.

Razones y soluciones

Google en realidad no hace clic sobre nada en la web entera. Si el contenido no está al menos en el DOM, Google no sabrá que hay un contenido escondido, y no lo indexará.

Esto se puede solucionar a través de una revisión manual de las diferentes páginas del sitio web, aunque hay otras formas. Por ejemplo, se puede usar la misma técnica que con los links JavaScript.

Otra opción para eliminar uno de los problemas técnicos del SEO menos hablados, es fijarte en la cantidad de palabras de una página. Puedes revisar dentro de las páginas con menos palabras y arreglar este problema.

¡Y hasta aquí el artículo de hoy! Si tienes alguna duda o necesitas ayuda con alguno de estos problemas, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de ayudarte.