Aprende a diagnosticar las caídas de tráfico SEO

El escenario digital puede cambiar de un momento a otro, y siempre hay posibilidades de que te enfrentes a una caída repentina y a simple vista inexplicable en el tráfico orgánico hacia tu página web.

Sin embargo, las razones de la caída no tienen por qué ser un misterio, a continuación te dejamos una guía para que puedas diagnosticar las caídas de tráfico SEO y definir las mejores estrategias para recuperar el posicionamiento en los motores de búsqueda.

Cinco preguntas para diagnosticar caídas de tráfico SEO

Si tras implementar con éxito distintas estrategias para optimizar tu presencia en línea y generar tráfico orgánico hacia tu página web desde los motores de búsqueda, ocurre una caída en torno al SEO (Search Engine Optimization) puedes encontrarte ante una situación bastante frustrante.

A pesar de esto, las caídas en el tráfico orgánico mes a mes son reversibles cuando se conocen los factores que impulsaron la tendencia a la baja.

A continuación, te compartimos una especie de lista de verificación o de guía, compuesta por cinco preguntas, cuyas respuestas te permitirán diagnosticar con mayor detalle la situación, para que así puedas idear las estrategias más adecuadas para mejorar la presencia de tu página web ante los motores de búsqueda.

  1. ¿Qué se encuentra caído exactamente?

Para poder entender la caída en el tráfico SEO mes a mes (MoM por sus siglas en inglés) la primera pregunta que se debe responder es: ¿qué se cayó específicamente?

No basta con determinar el porcentaje de caída que tuvo el sitio. Indicar que el tráfico orgánico disminuyó en un “tanto por ciento” sólo expone el efecto, pero no dice nada acerca de las causas, haciendo que el dato constituya una información inútil.

Ante una caída en el tráfico SEO es fundamental determinar si se trata de la caída de una página específica o una consulta determinada, o si quizás cayó un tipo específico de página o de consulta.

En este punto seguramente te preguntes: ¿cómo saber con exactitud qué se cayó para causar la disminución en el tráfico SEO? A continuación, te lo contamos. 

¿Cómo saber qué se cayó?

La mejor forma para conocer qué se cayó específicamente, es a través de Google Search Console o Bing Webmaster Tools, dependiendo del motor de búsqueda que haya registrado la caída.

El primer paso para hacerlo es extraer el informe mensual que generan estas herramientas y ordenarlo por cambio. 

Luego, inicia la búsqueda de consultas o páginas específicas que hayan provocado la caída en el tráfico SEO. Si esta búsqueda no arroja ningún resultado, quizás la caída se deba a un tipo de página o tipo de consulta.

Para determinar el tipo de página o de consulta que cayó se requiere un poco de esfuerzo para el análisis manual de los datos. Como cada sitio web es distinto es fundamental que conozcas el tuyo lo suficientemente bien como para identificar los patrones.

Por ejemplo, es posible que la caída se deba a las páginas de blogs, las páginas de familias de productos o las páginas de destino. 

  1. ¿Se trata de un error técnico tonto? 

Una vez que haya quedado claro qué fue exactamente lo que cayó, lo siguiente es comprobar que no se trate de algún error técnico tonto.

Por ejemplo, si se trata de una plantilla o página específica, asegúrate de que no se encuentre bloqueada por robots.txt, que no contenga una etiqueta canónica inadvertida o una etiqueta noindex y que aún devuelva un código de estado 200.

Este tipo de errores, aunque pueden considerarse tontos, ocurren con bastante frecuencia sin que nadie lo note, incluso de forma aleatoria en sitios web de grandes empresas. Es por ello que te recomendamos que realices esta verificación antes de analizar causas más complejas.

Partiendo de esa verificación inicial debes revisar la representación de la página y asegurarte que un cambio de código no haya causado que el motor de búsqueda fuese incapaz de comprender la página. Este es un error técnico bastante frecuente y que también puede pasar desapercibido. 

También resulta muy útil, iniciar revisando el caché de la página en Google o en Bing, utilizando sus propias herramientas de búsqueda y procesamiento.

En este sentido, es importante considerar que ya no es suficiente ver simplemente el código fuente. En el entorno web pueden cambiar tantas cosas con la inserción de etiquetas y de javascript que se hace realmente necesario examinar con detalle cada representación.

Una herramienta que te puede ser muy útil en este punto es la extensión de Chrome View Rendered Source.

Si después de verificar estos errores técnicos comunes aún no determinas las causas de la caída en el tráfico SEO, hay algunas otras preguntas que puedes hacerte para descubrirlo.

  1. ¿La caída tiene relación con las consultas de marca?

En este punto ya has verificado que no se trata de un error técnico simple y que los motores de búsqueda pueden rastrear perfectamente las páginas y ver su contenido, entonces, ¿será posible que la caída en el tráfico SEO esté relacionada con las consultas de marca?

En este caso lo más recomendable es considerar otras iniciativas de marketing digital, partiendo del análisis de las posibles causas de la caída.

Por ejemplo, en algunos casos la caída se debe a la canibalización que se produce cuando dos o más sitios web están intentando posicionar la misma palabra clave y en consecuencia los motores de búsqueda no pueden elegir cuál de ellas responde mejor a la intención de búsqueda del usuario ocasionando que ninguno de los sitios webs mejore su posicionamiento.

Otro elemento al que pueden enfrentarse las marcas es a un problema de demanda, que se traduce en que cada vez menos personas realicen búsquedas relacionadas con ellas. 

Una herramienta que resulta muy útil a la hora de realizar este tipo de análisis es Google Trends, análisis que se complementa con el gasto en publicidad a través de otros medios como radio, televisión, redes sociales, entre otras, que sin duda impulsan las búsquedas de marca. 

  1. ¿Se trata de un fragmento destacado? 

Es posible que de acuerdo al tipo de pregunta que realiza el usuario, la respuesta aparezca directamente en las páginas de resultados, sin necesidad de hacer clic.

Una forma sencilla de verificarlo es analizando la clasificación y las impresiones a través de Google Search Console. Por ejemplo, si las impresiones son planas pero los clics tienden a disminuir, probablemente algo está sucediendo en las páginas de resultados de los motores de búsqueda (SERP).

Por otro lado, también es común el caso de preguntas muy específicas, como, por ejemplo, ¿cuánto mide la Torre Eiffel? ¿Qué hora es en Boston? O, ¿cuántos años tiene Madonna?

En estos casos el usuario solo quiere saber un número, no desea leer una página web y es muy probable que la respuesta aparezca como parte del fragmento destacado en la página de resultados.

En estos casos, no hay mucho que se pueda hacer para recuperar ese tráfico. Recuerda que el objetivo de los motores de búsqueda es precisamente responder preguntas, no enviar tráfico hacia las páginas web. Este es un elemento que no debes perder de vista.

  1. ¿No es ninguno de los casos anteriores?

Si has realizado todas las verificaciones anteriores y aún no has detectado las causas de la caída del tráfico SEO, el proceso de diagnóstico se vuelve un poco más subjetivo a partir de este punto. 

Inicialmente se recomienda hacer una búsqueda incógnita sobre las consultas que experimentaron la caída, poniendo especial atención al tipo de páginas o fuentes que se clasifican.

En este punto, es importante que tengas en cuenta que no siempre es posible clasificar para la consulta del usuario. En algunos casos la búsqueda está orientada a reseñas y contenido informativo y en otros, la respuesta a la consulta del usuario es un contenido de tipo transaccional. 

Ante este escenario en el que la consulta ya no coincide con la intención que desea mostrar el motor de búsqueda, no queda mucho por hacer, además de crear nuevo contenido, más alineado con la intención del usuario.