Ventajas de un e-commerce frente un negocio tradicional

¿Qué es un e-commerce y cuáles son las ventajas que nos ofrece emprender un negocio en Internet frente a uno ‘offline’, o local?. En Internet existen multitud de modelos de negocio. A las empresas que basan su actividad en plataformas online se las conoce como comercios electrónicos. Cada persona puede emprender el tipo de empresa que mejor se adapte a sus conocimientos o necesidades. En la actualidad prácticamente todos los negocios de éxito tienen su sede online. Tener presencia en Internet y tener una buena plataforma con un buen posicionamiento SEO nos puede hacer ganar dinero desde la comodidad de nuestro hogar. En este artículo vamos a analizar cuales son las ventajas de un e-commerce o negocio online frente a un negocio tradicional, o local.

¿Por qué emprender en un e-commerce?

Lo primero que se debe saber es que aunque Internet nos ofrece multitud de posibilidades para ganar dinero, por lo general, debido a la gran competencia existente en la actualidad, para poder ganarnos la vida a través de Internet hay que trabajar, y mucho. En este mundo hay que ser realista para evitar estafas y evitar también dedicar tiempo a ciertos modelos de negocio o plataformas que nos prometen altos ingresos sin apenas esfuerzo. Hay que tener en cuenta que esto nunca será así, crear un e-commerce requiere de mucho trabajo y mucha paciencia. La constancia es la pieza clave que el emprendedor debe tener para no caer en el desánimo al ver que no se consiguen los resultados esperados inicialmente. Todo el mundo puede vivir de un negocio propio online, pero no todo el mundo tiene la paciencia ni dedicación suficiente para conseguirlo.

ventajas de un e-commerce

Ventajas de un e-commerce que no tiene una tienda tradicional

El objetivo de toda aquella persona que empieza a emprender por Internet es ganar dinero desde la comodidad de su hogar o simplemente dar mayor visibilidad a su negocio ya existente. Una página web se hace necesaria para los negocios que tienen sede física si quieren aumentar sus ventas y mantenerse en la competencia. Cómo todos los negocios necesitan tener presencia online, vamos a centrarnos en las ventajas de un e-commerce que no tiene un negocio con sede física, y aunque lo ideal sería disponer de ambos medios, en muchos casos una sede local ni siquiera es necesaria. Sin embargo, la presencia en Internet siempre lo es.

Menores costes de creación y mantenimiento

El crear una tienda o un negocio local de prestación de servicios, tiene altos costes. Alquiler del local, luz, impuestos, personal físico que atienda la tienda, transporte y demás. Sin embargo, los elementos necesarios para la creación de un e-commerce son mucho más económicos, más fáciles de conseguir, y requieren menos papeleo y burocracia.

Una vez esté creada la tienda o la sede online del profesional en cuestión, su mantenimiento también será mucho más barato. El gasto que el emprendedor se ahorra puede ser invertido en herramientas SEO, publicidad, creación de contenido, mejorar los precios de los productos, etcétera. De las mayores ventajas de un e-commerce es la capacidad que tiene para empezar a ganar dinero sin apenas inversión. Incluso se puede llegar a vivir de Internet sin realizar ninguna inversión. Un ejemplo claro serían los ‘YouTube’, personas que han creado su perfil profesional gracias a una plataforma en la que se puede subir vídeos de forma gratuita y obtener un rendimiento por la publicidad que en ellos se muestra.

Tu negocio será visible en todo el mundo

Vivimos en la era de la globalización, donde el inglés se ha convertido en el idioma estándar del mundo empresarial y donde podemos adquirir un producto o servicio desde cualquier parte del mundo. ¿Por qué entonces vamos a limitarnos a tener un negocio local en el que nuestro clientes sean nuestros vecinos o los caminantes ocasionales?

Esto no quiere decir que hoy en día no sea útil tener un local físico que represente nuestra marca. La mayoría de tiendas online tienen una sede física donde almacenan los productos y ofrecen trato directo con el público. Los compradores suelen tener más confianza en este tipo de negocios. No obstante, hoy en día lo que prima es la presencia en Internet. Incluso cuando buscamos un producto o servicio en nuestra propia ciudad, lo más normal es buscar en Internet que tiendas cercanas ofrecen y a que precio lo que estamos buscando. En definitiva, tener una web, un ‘blog’, un canal de ‘YouTube’, redes sociales y demás, es como si tuviéramos un escaparate en todas las ciudades del mundo.

No tienes que limitarte a un solo modelo de negocio

En Internet todo está conectado, no hay que limitarse a una sola forma de ganar dinero. Todo depende de la cantidad de tiempo y esfuerzo que puedas o quieras invertir y de las posibilidades que tu profesión ofrezca para crecer y buscar medios de obtener ingresos. Tenemos que tener una forma clara en la que pretendemos obtener rendimiento, pero además es posible obtener ingresos pasivos u activos de maneras alternativas a nuestro negocio principal y que servirán de complemento a la fuente de ingresos principal de nuestro e-commerce. Por ejemplo si en una página vendes un producto, y además obtienes ingresos por publicidad de ‘Ad sense’ y tienes un vídeo demostración del producto que estás vendiendo subido a ‘YouTube’ que además está monetizado, estarías obteniendo ingresos por cada visita aunque finalmente no vendas el producto o servicio.

ventajas de un e-commerce

Rápido y automatizado

Otra de las principales ventajas de un e-commerce sería la rápidez con la que podemos abrir nuestro negocio. No necesitamos permiso de apertura, alquilar un local, ni contratar suministros lo que agilizada enormemente la tarea de construcción de nuestra empresa. Simplemente siéntate enfrente de tu ordenador, crea tus redes sociales, alquila un servidor ‘Hosting’ para tu página web (los hay gratuitos también) y empieza a trabajar en tu negocio hoy mismo.

Además una vez que el negocio está montado o en proceso de crecimiento, no hace falta que estemos 24 horas al día delante del ordenador, solo tenemos que ponernos un horario en el que crear y subir contenido, atender los pedidos, contestar a nuestros clientes, etcétera. Sin embargo nuestra tienda o página podrá ser visitada por cualquier persona del mundo 24 horas al día durante todo el año.

Internet ya no es el futuro, es el presente

Internet hoy manda, es así, precisamente por lo barato que es crear un negocio online frente a un negocio físico hay muchas tiendas que no pueden competir con los precios o los servicios que ofrecen ciertas empresas online. Cada vez se consume más por Internet, y menos de forma física, libros, videojuegos, películas, si puedes comprarlo por Internet, a un mejor precio, y te llega directamente a tu domicilio, ¿para que vas a ir a comprarlo a otro lugar si puedes ahorrar tiempo y dinero?

Por todo esto hoy día la idea de montar tu propio e-commerce es más que atractiva. Puedes trabajar desde cualquier lugar simplemente llevando contigo tu ordenador portátil, poniéndote tu propio horario, y trabajando para ti y en tus propias metas.

1 Comentario
  1. Avatar

    Buen artículo Sergio 🙂

    Hay que decir para ser justo, aunque impopular en nuestro sector, que la visibilidad mundial puede ser más un reto que una ventaja, en el comercio tradicional se compite con un radio de acción determinado, que desaparece en la Red, y esto hace que la competencia sea casi siempre muy dura y que, según el producto, hayan players muy gordos compitiendo ya.

    Yo añadiría que cualquier comercio tradicional que no ofrece también venta digital pierde unas oportunidades de venta brutales.

Escribe un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí

ACEPTAR
Aviso de cookies