La usabilidad web en el desarrollo. Qué es y cómo funciona

usabilidad web

La Usabilidad en el desarrollo web

Usabilidad significa facilidad de uso y es un término que comenzó a usarse en el ambiente tecnológico. Hay muchos apelativos determinados, pero, directamente, es la facilidad de uso que tiene una interfaz y el grado de aceptación que tiene cuando el público interactúa con ella. Una interfaz no va a ser utilizable de por si, si no que serán sus características las que van a precisar el grado de usabilidad. Podemos definir usabilidad web como la propiedad por la que un sitio web resulta fácil de usar, es eficiente y aporta una experiencia grata al público.

Para conseguir la usabilidad debemos centrarnos siempre en el usuario y conocer su intención de búsqueda. Un diseño práctico produce que el público quiera permanecer mas tiempo en nuestra web, la valore de manera positiva y le sea más fácil visitar diferentes páginas. Así que, para asegurar estas pautas y conseguir audiencia potencial, se debe fabricar una experiencia que se aleje de los patrones corrientes que ya existen en el diseño.

Principios fundamentales de una página User-Friendly

usabilidad

  • Visibilidad del estado del sistema. El público debe estar notificado absolutamente de todo lo que acontece en la web. Para éllo se cuenta con muchas herramientas, como indicadores de progreso o ventanas de ratificación.
  • Relación entre el sistema y el mundo real. Se debe conectar con el público hablándole un lenguaje común con información lógica, clara y de fácil acceso.
  • Control y libertad del público. Hay que tener en cuenta que los usuarios comenten fallos y que debemos ofrecer la posibilidad de solucionar. Como puede ser la opción volver/deshacer, quitar productos de un carrito de compra o el botón cancelar en cualquier momento.
  • Consistencia y estándares. Una web abarca un universo característico y conforme en todas sus página que ayuda al público a navegar entre éllas. Así que es necesario que el cuerpo, la organización, la línea gráfica y la distribución de la información sean semejantes en todo el sitio web.
  • Prevención de errores. En usabilidad web, se previenen los errores mas corrientes que se detectan la fase beta de diseño. Las funciones de autocompletar, el control de los campos de solicitud y los menús desplegables son estrategias para evitar errores comunes.
  • Reconocer antes que recordar. El público debe navegar de manera perspicaz y conocer con facilidad su estructura y manejo. Para conseguirlo, es necesario que los elementos de navegación estén siempre en el mismo sitio y que haya mucha claridad en los iconos.
  • Permisividad y eficacia de uso. Un sitio web de fácil uso se adapta al modelo de público que la visita, sobre todo para los primeros usuarios hay que fijar una organización perspicaz del menú. Para el público veterano, es importante  incluír atajos, celeridades y elementos personalizados.
  • Diseño estético y minimalista. Tanto en diseño, como en contenido, debe adaptarse la simplicidad. Siempre se debe incluir solo la información importante, crear una interfaz transparente para acelerar la velocidad de la página y eliminar todo aquello que sea innecesario con respecto al objetivo final.
  • Ayuda al público para conocer y solucionar errores. Es primordial informar al público sobre cualquier error en tu web y sobre todo, como puedes solucionarlo con un lenguaje que todo el mundo entienda.
  • Documentación y ayuda. Es importante aportar información extra que contenga todos los detalles de nuestro sitio web. Por ejemplo, en forma de preguntas frecuentes.

¿La usabilidad web es lo mismo que la experiencia de usuario?

Existe una gran confusión entre la usabilidad web y la ‘ux’ (experiencia de usuario). Muchos diseñadores utilizan ambos términos de manera semejante, cuando realmente no son iguales. La experiencia de usuario consiste en la opinión positiva o negativa que se tenga de un producto durante y después de su utilización. Lo ideal es que el público se lleve una sensación positiva con respecto al uso del producto para lograr que vuelva a interesarse por él en el futuro.

Para lograr una buena usabilidad, debemos diferencias entre el público inexperto, principiantes, competentes y expertos. El público inexperto es aquel que no ha manejado una interfaz similar nunca y el principiante es aquel que se está acostumbrando a este tipo de plataformas. Los competentes son prácticamente el promedio del público y el experto, serían los clientes profesionales en el sector, es decir aquellos que tienen muchos conocimientos y experiencia sobre el tema. Debes realizar un estudio completo donde seas constante en tu investigación, ya que una web óptima no se consigue de manera rápida.

Razones científicas del porqué rechazamos el desorden

Según varios estudios, las personas pueden retener a la vez entre 5 y 9 datos en la memoria a corto plazo. En los diferentes menús de un sitio web, hay muchas sub-categorías que distrae la atención del público. Por lo tanto, es recomendable no sobrepasar 9 sub-categorías de información en nuestro sitio web. También existe aquella acción de acceso a una web, donde no deberíamos hacer mas de tres clicks. Ya que si no se cumple, suele acabar en abandono del visitante y es una regla que se cumple en una web de venta.

Por otra parte, se hizo en estudio donde se dividió al público en dos grupos con la proporción de 80/20. En términos de usabilidad web, podemos aplicar con que el 20 por ciento de las ideas importantes, puede generar el 80 por ciento de las visitas. Luego, podemos hablar del tiempo entre la zona A y la zona B. En relación con todas las personas, es el tiempo necesario para moverse de un lugar a otro. El cerebro humano está diseñado para llegar lo antes posible a un destino y eso es en función con la distancia que necesite. Es decir, en una página web, lo mas importante es la facilidad con la que presentamos un producto o servicio para que sea accesible para la persona que navega.

El término de accesibilidad web, donde se hace referencia que la tecnología se debe adaptar a las personas y no de forma inversa. Así se evalúan las necesidades del público para su posterior investigación y desarrollo de tecnología conveniente para cada tipo de público que posean diferentes capacidades cognitivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *