disavow-links-toxicos

Cómo limpiar los backlinks tóxicos

Puede pasar. Suele pasar.

Un día tu web se despierta como tantas otras veces, abre sus binarios ojitos y se dispone a rankear en primeras posiciones de Google. Es una página web feliz que ha conseguido todo lo que tiene a través de antigüedad de dominio, autoridad y esfuerzo…

…pero de pronto se da cuenta de que se encuentra hundida en las profundidades de las segunda, tercera e incluso cuarta página de resultados, porque sí, existen. Hay webs también allí. ¿Qué ha podido pasar? ¿por qué de un día para el otro ha pasado de estar en primera posición a vagar por el interminable infierno de las O’s?

Seguramente la respuesta sean dos palabras: ENLACES – TÓXICOS.

Es posible que tengas algún conocido que quiere complicarte la vida por distintos motivos, que la competencia esté tirando de estrategias poco elegantes o que simplemente alguien desde la India, China o Rusia haya decidido ir a por ti por X motivos. Pero tu perfil de enlaces está ahora lleno de porquería. Y más te vale limpiarla rápido si quieres volver al lugar que te corresponde.

¿Qué es un enlace tóxico?

Es un enlace desde una página web con mala reputación a ojos de Google. Puede que sea una granja de enlaces, que esté infestada con algún virus u otros motivos. Seguramente ni siquiera tengan nada que ver con la temática de tu web. Google puede entender que estos enlaces los has fomentado tú mismo para intentar subir posiciones en el buscador mediante la vía rápida y tácticas sospechosas, por lo que puede penalizar tu sitio.

¿Cómo desautorizar estos backlinks tóxicos?

Para hacer limpieza de toda esta morralla de enlaces de baja calidad, lo  mejor es utilizar herramientas especializadas como Ahrefs o Semrush, aunque también puede ser de utilidad el propio Search Console de Google.

Analiza los enlaces que has recibido últimamente, y mira desde qué dominios proceden. Una vez tengas una lista de todos los que consideras tóxicos y quieres eliminar tendrás que crear un nuevo archivo txt en tu ordenador en el que deberás poner uno de los siguientes comandos según te interese:

Si quieres desautorizar sólo una URL:

Escribe dicha URL, por ejemplo http://www.webtoxica.com/enlace-pordiosero.html

Si quieres desautorizar un dominio entero para que no te afecte ningún enlace de él:

Escribe domain: más el dominio (sin http, ni www, ni nada), por ejemplo domain:webtoxica.com

Es importante que tengas en cuenta que debes poner sólo una orden por línea, así:

domain:webtoxica.com
domain:webmuychunga.ch
http://www.uyuyuy.com/la-muerte-hecha-link.html
domain:tutambientevasfuera.es

Una vez tengamos listo el archivo, lo guardas con el nombre que prefieras (te recomiendo poner la fecha en el nombre para saber hasta que día tienes controlado el disavow), y se lo envías a Google a través de este enlace. Tendrás que tener la sesión iniciada previamente y elegir a qué dominio quieres aplicar dicho disavow.

Si lo has hecho todo bien, Te aparecerá un aviso de Google diciendo que ‘se ha subido correctamente el archivo XXX incluyendo XX dominios y XX enlaces’. Si hay algún error te lo hará saber, modifica lo que sea necesario y envíaselo de nuevo.

Y poco más, decir que puedes actualizar dicho archivos las veces que consideres oportunas y con la frecuencia que necesites. Que teóricamente desde la última actualización del algoritmo Penguin a su versión 4.0 la respuesta de Google es rápida (unas 24 horas TEÓRICAMENTE) una vez recibe el disavow. Y que no hay límite al número de dominios que puedes desautorizar.

Como consejo final, ten cuidado con no poner dominios que no son tóxicos en el archivo, no vaya a ser que te pegues un tiro en el pie.

Así pues, tu página web puede estar tranquila. Mañana podrá despertar y ver al resto de webs desde su privilegiada posición en las alturas de Google, sin miedos ni temores. Porque sabe que su dueño está siempre allí, velando por su seguridad, luchando contra los enlaces tóxicos y el resto de amenazas de Internet.

Porque no es un héroe. Es un guardián silencioso, un protector vigilante… Un caballero oscuro.

Ok, me voy a ver Batman, ¡disfrutad!

0 Comentarios
Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies