Cuándo y cómo crear una aviso legal para una web

En la gran mayoría de los casos, las páginas web necesitan de un aviso legal para cumplir con la ley. La creación de las páginas y de la información que están recogen traen de cabeza a muchos usuarios. Lo más sensato es contactar con un abogado que se encargue del tema legal cuando se crea la presencia online de una empresa.

No obstante, en muchos casos las personas que empiezan proyectos personales o crean un blog no tienen claro si deben realizar o no este tipo de contenido que aborda información legal. Además, tampoco es muy común que los emprendedores paguen por este tipo de servicio, por lo que Internet está repleto de «copia y pega» del aviso legal de webs de su mismo sector. En este artículo vamos a abordar este tema para que como emprendedor sepas que debe incluir el aviso legal de tu página web y cuándo estás obligado a publicarlo.

¿Qué es el aviso legal de una página web?

El aviso legal de una página web es el conjunto de páginas que incluyen contenido en texto cuyo objetivo es cumplir con la legislación vigente. Normalmente esta información está ubicada en la parte inferior de la página. Se puede acceder a ella mediante un enlace o como requisito para rellenar un formulario.

En algunas webs podremos encontrarnos con que el aviso legal tiene otro nombre. En realidad no es necesario que se llame así, este es solo un nombre estandarizado. Para cumplir con la normativa sería legal cualquier otro texto que indique claramente que la finalidad de la página que contiene el texto es proporcionar la información de carácter legal.

aviso legal

¿Qué contiene el aviso legal de una web?

El contenido que debe incluir las páginas que contienen el texto informativo acorde con la legalidad vigente es variable. Depende del tipo de negocio que se realice en la web, o si esta recoge información o está monetizada o no, entre otras cosas.

Por lo general el conjunto de información que deben contener las webs dentro de su aviso legal se divide a su vez en cuatro categorías. Estas son combinables y complementarias según el tipo de página web que se publique en la red. Estas categorías son los términos de uso, la política de privacidad, la política de cookies y las condiciones de contratación. Es por tanto muy importante que entendamos cuál es necesaria y cuál no según cómo sea nuestra web y los fines con los que se utiliza.

Términos de uso

En esta página de nuestro aviso legal debemos hacer mención y cumplir con la LLSI (Ley de Servicios de la Sociedad de la información y del Comercio Electrónico). Este apartado debe incluir la información de la persona o de la empresa propietaria de la web. En el momento en el que un usuario accede a nuestro sitio introduciendo nuestro dominio o mediante algún buscador o enlace tenemos la obligación de informar a esa persona de ciertos datos sobre nuestra web.

Esta información incluye el nombre y apellidos del titular o la denominación social de la empresa responsable, el domicilio o la dirección fiscal y algún medio de comunicación con el que poder establecer contacto con el propietario del sitio, normalmente un email.

Política de privacidad

La política de privacidad es muy importante porque nos permite cumplir con la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos. Si tomamos cualquier tipo de información personal en nuestra base de datos y no cumplimos con esta normativa nos estamos exponiendo a grandes multas. Es importante tener en cuenta que no solo estamos hablando de aquellos casos en los que recabemos información de potenciales clientes. También debemos cumplir con esta normativa simplemente si permitimos que los usuarios pongan comentarios en nuestro blog. Es decir, la política de privacidad es necesaria siempre que en nuestra web se permita que el usuario interactúe de forma personal de alguna manera.

Política de Cookies

Las cookies es el término con el que más familiarizado están los navegantes de la red. Cualquier web que cumpla con la normativa emitirá un mensaje emergente cuando entremos en el sitio que nos animará a indicar que estamos de acuerdo con el uso de estas cookies. El uso de las mismas no recaba información personal, pero si es útil para identificar hábitos de navegación del usuario. Cualquier web que esté monetizada mediante Adsense o afiliación o que simplemente use las herramientas de Google para el análisis web debe contener la política de cookies dentro de su aviso legal.

aviso legal

Condiciones de contratación

Este apartado deberá ser incluido en nuestra web siempre y cuando se realice de forma directa en ella la venta de algún producto o servicio. Este apartado deberá incluir una serie de información cuya finalidad es dejar claro al cliente todos sus derechos como consumidor y las condiciones bajo las que se realiza la venta. Esto incluye las características del producto, el precio, el medio de pago, la garantía, la información referente al envío, devolución y reclamaciones y los pasos a seguir para la adquisición de dicho producto o servicio.

¿Cuándo debe tener un aviso legal en mi web?

Prácticamente todas las webs necesitan cumplir con la LSSI a no ser que sea una web prácticamente muerta. Para que una web no necesite incluir un aviso legal no puede estar monetizada, ni aceptar registros o comentarios, ni utilizar herramientas que ayuden al análisis de la navegación de los usuarios. Por el contrario, estaremos obligados a incluir un aviso legal siempre que tengamos una web de empresa, que obtengamos ingresos con ella de cualquier manera, o que se permita que los usuarios participen aunque sea comentando sin dar ningún tipo de información personal adicional mas allá del nombre con el que publiquen dicho comentario.

Conclusión

La gran mayoría de las personas no leen la información recogida en el aviso legal. No obstante, nuestra obligación como creadores de webs es incluirla en nuestras plataformas para evitar posibles sanciones. Cuando vayas a incluir el aviso legal en tu sitio, puedes hacer uso de multitud de herramientas gratuitas que hay en la red para generar textos de información legal. Si estás iniciando un negocio o si se trata de un blog de marca personal puedes copiar estos textos de otros sitios de tu mismo nicho y seguramente no tendrás problema. No obstante, si se trata de una web de empresa es siempre mejor contactar con un profesional especializado que nos asegure que nuestro aviso legal incluya todo lo que nuestra web requiere para cumplir con la normativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *