¿Qué es la metodología Scrum? Definición y ejemplo práctico

metodología scrum

la metodología Scrum es un método de trabajo en el cuál se busca la optimización del trabajo en equipo mediante la realización de una serie de buenas prácticas. De esta forma se puede obtener el mejor resultado aprovechando al máximo las capacidades del equipo de trabajo. También llevando la gestión del proyecto de forma organizada y por partes. Aunque el Scrum está estrechamente ligado con las empresas de diseño y desarrollo, es una método de trabajo que ya se pone en práctica en muchas otras empresas. También es útil cuando una estrategia de marketing debe ser realizada por un amplio equipo de profesionales especializados. Es por esto que esta metodología es muy popular y es una opción interesante tanto para el cliente como para el proveedor de servicios.

¿Cuándo usar la metodología Scrum?

Cuando se realiza un proyecto usando la metodología Scrum se puede realizar entregas parciales de forma regular que representan una parte del proyecto final. Esta metodología está especialmente recomendada para todos aquellos clientes que quieran proyectos complejos o que sean especialmente exigentes con los resultados. También para los que quieren verse involucrados en el proceso.

La metodología Scrum permite además que el cliente pueda disfrutar de parte del proyecto antes de que este esté finalizado. Esto permite solucionar cualquier problema antes de que se de por finalizado el trabajo, evitando así al máximo tener que realizar cambios a posteriori.

En prácticamente todos aquellos servicios que tengan algún tipo de relación con el diseño o la funcionalidad de la empresa cliente, será muy recomendable este método de trabajo. Un ejemplo podría ser una empresa de marketing que va a poner a distintos expertos a trabajar en la página web y la estrategia de posicionamiento y publicidad de un cliente. En el proceso de realización del trabajo contratado, participarán distintos profesionales especializados que tendrán tareas determinadas. Además, los trabajos a realizar pueden dividirse en tareas más pequeñas.

metodología scrum

Ejemplo práctico de la metodología Scrum

La metodología SCRUM en la práctica se emplea cuando equipos de trabajadores tienen que abordar proyectos complejos. Las principales ventajas que tiene este sistema es que es participativo y colaborativo tanto entre los integrantes del equipo como con el cliente. Como requisitos indispensables es necesario que el equipo de trabajo sea muy competente y tenga claras sus funciones específicas y que el cliente disponga de tiempo para reunirse con el equipo. Siguiendo esta metodología y el tiempo de disponibilidad del cliente se programarían una serie de reuniones periódicas (preferiblemente diarias) de una duración no muy extensa para ver como avanza el proyecto y para que el cliente pueda ver si lo que se está creando se ajusta a sus necesidades.

Caso Práctico para entender la metodología Scrum en 10 pasos:

A continuación vamos a ver como la metodología SCRUM rompe con el sistema de trabajo tradicional jerárquico y se enfoca en la auto-organización de un equipo para realizar proyectos de alta complejidad con la posibilidad de realizar pequeñas entregas parciales al cliente que le den una idea del producto final. De esta forma se consigue realizar proyectos complejos en el menor tiempo posible y con garantía de satisfacción. Mejora la productividad del equipo y establece una relación directa entre el cliente y el proveedor.

Fase de planificación

1. Un cliente propietario de una gestaría necesita una aplicación que ayude a sus empleados a agilizar los procesos administrativos y de presentación de impuestos de sus empresas clientes.

2. El cliente deberá reunirse con el “Product Owner”. La tarea del dueño del producto consiste en tomar nota de lo que el cliente necesita para ajustar el producto final lo más posible a la idea que el cliente tiene en su cabeza. Después, en base a esa información, priorizará las tareas a realizar.

3. El “Product Owner” o dueño del producto realiza entonces una DIVISIÓN del producto en PILAS DE PRODUCTO. En el caso de este ejemplo, cada pila podría representar la parte específica de la aplicación que se encargaría de una gestión administrativa determinada: Nóminas, Impuestos, Facturas, Contabilidad, Plan financiero, etcétera.

4. En este paso ya el “Scrum Master”, el cual es un miembro del equipo, se encarga de comunicar las necesidades trasmitidas por el “Product Owner” y de estimar el coste de creación en tiempo y recursos de cada pila de producto.

5. Una vez entregado el presupuesto al cliente, este ordena las pilas de producto según su orden de prioridad. Será el cliente quien deberá decidir que pila de producto tiene interés porque se realice primero según su urgencia o importancia.

metodología scrum

Fase de creación del proyecto

6. Un vez aprobadas y reordenadas las pilas de producto por el cliente el equipo comienza su trabajo desglosando cada pila de producto en tareas menores llamadas “Pilas de Sprint”.

7. Las “Pilas de Sprint” tienen como objetivo fraccionar el trabajo en tareas más pequeñas que agilicen el proceso elaboración del proyecto. La propia pila de sprint se ordena por prioridad por el “Product Owner”, el cual a su vez ha consultado de nuevo las preferencias con el cliente antes de que el equipo comience el trabajo.

8. Comienza entonces el trabajo real y se convoca con la mayor frecuencia posible una reunión de equipo donde se comentan las tareas realizadas el día anterior y las que se van a realizar a continuación.

9. Después de la finalización de todas las pilas que componen un Sprint, el cliente ya puede ver el resultado de una pila de producto. De esta forma el cliente ya tiene un primer contacto con el producto final y puede dar su opinión. Además puede reordenar de nuevo la pila de producto si así lo desea.

10. Por último es de buena costumbre que el equipo celebre una reunión donde se analice lo ocurrido durante las fases que componen el Sprint y la realización de las pila de producto del proyecto. Normalmente esta reunión se celebra fuera de las oficinas y con comida y bebida de por medio. El objetivo es promover las buenas relaciones personales y la complicidad del equipo de trabajo.

Estos 10 pasos componen un ejemplo práctico de la aplicación de la metodología SCRUM en un entorno de trabajo del sector informático. No obstante esta metodología es aplicable a muchos campos empresariales, así como en marketing, eventos deportivos, e incluso a la vida cotidiana de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *